Blog
Ago 22

5 consejos para el cuidado de tu ropa

COMPARTE EN:

Bien dicen que nada es para siempre, pero el hecho de conservar por más tiempo nuestras cosas favoritas nos entusiasma a todos. La ropa, por ejemplo, es una de esas cosas que nos gustaría que duraran mucho más, pero sabemos lo complicado que puede ser conservarla en buen estado, sobre todo si se trata de la ropa de toda tu familia.

Además de las molestas manchas, existen otros factores que pueden arruinar la ropa: ¿qué tal cuando por error usas jabones con cloro para lavar prendas de color?, o cuando la humedad hace de las suyas en el clóset y apesta tu suéter favorito, y ni qué decir cuando por accidente quemas tu blusa con la plancha, ¡es toda una tragedia!

Quisiéramos tener la fórmula secreta para que la ropa dure por siempre. Lamentablemente no es así, pero lo que sí te podemos compartir son increíbles consejos para mantenerla impecable por más tiempo. ¡Descúbrelos ahora! 

 

1. ¡Despídete del polvo y la humedad!: limpia a profundidad tu guardarropa al menos 1 vez al mes. Los armarios y cajones donde almacenamos la ropa pueden guardar humedad, lo que propicia que se avejente y genere mal olor. Por otro lado, la acumulación de polvo también daña tus prendas y puede generar polillas que carcomen la ropa. Apóyate en algún producto especializado que te ayude a  combatir la molesta humedad.

2. No abuses de la lavadora: lava la ropa cuando realmente sea necesario. Hay algunos tejidos como la lana o el poliéster que sólo requieren de una buena ventilación para volver a usarlos. Si lavas en exceso, tu ropa se desgastará más rápido de lo que te imaginas.

3. Tiende al revés: voltea tus prendas cuando las tiendas al sol. El sol puede decolorar tu ropa, y lucirá más vieja de lo que realmente es, ¡dale la vuelta y alarga el tiempo de vida de tus prendas!

4. Cuida las prendas delicadas: utiliza bolsas de red. Actualmente existen bolsitas especiales para meter a la lavadora prendas delicadas o pequeñas. Úsalas para evitar que se maltrate tu ropa. Por ejemplo, en una puedes lavar tus brassieres para que no pierdan su forma y en otra calcetines, para que, además de cuidarlos, evites perder alguno. 

5. ¡Sácale provecho a tu plancha!: planchar a la temperatura incorrecta daña tu ropa más de lo que te imaginas. Por obvio que parezca, debes ajustar la temperatura dependiendo del tipo de tela, de igual manera si usas vapor o no. Por fortuna, las planchas actuales cuentan con diversas potencias de temperatura y vapor, hacerlo ¡es tan fácil como apretar un botón! Aprovecha las funciones de tu plancha al máximo, y prolonga la vida de tu ropa.

Como verás, son algunos consejos sencillos que posiblemente ya conocías pero que tal vez no has aplicado. Ponlos en práctica y notarás que tu ropa se conservará en buen estado por más tiempo, así que… ¡manos a la obra!

¿QUÉ TE PARECIO ESTE ARTÍCULO? NOS GUSTARÍA CONOCER TU OPINIÓN