Blog
Jul 09

5 ideas diferentes y saludables para el lunch

COMPARTE EN:

Muchas veces, cuando pensamos en lunch, inmediatamente nos viene a la mente un sándwich, una fruta y un juguito. Pero eso puede terminar cansando a tu hijo.

Por eso, para que no pases gran parte del año escolar quebrándote la cabeza ideando qué mandarle en la lonchera y que sí se lo coma, y no acabe en la pancita de sus amigos, elegimos estas 5 combinaciones nutritivas y ricas para que a tu hijo no se le acabe la pila.

Son 5 ideas, pero pueden salir más porque puedes combinarlas.

¡Así que manos a la obra!

Idea 1

En vez de sándwich prepara una ensalada de pollo y mándasela en un recipiente con galletitas saladas.

Por separado, también ponle melón picado y algunas fresas.

Recomendamos evitar los jugos procesados. En su lugar, mejor dale una botella con agua pura o de agua fresca, como limón con chía. ¡Que la botella sea reusable para cuidar el planeta!

Idea 2

Hazle unos rollitos de jamón rellenos de verduras cocidas. Mándale al menos 3 para que no se quede con hambre, ya que son ligeritos, pero nutritivos.

Por separado ponle manzana picada. Si le gusta, puedes agregar crema de cacahuate para que la use como aderezo de sus manzanas.

Idea 3

Prepara un pan pita relleno de jamón de pavo con queso. De preferencia, usa pan pita integral para agregar fibra a la dieta.

Por separado, envíale pedacitos de plátano y sandía.

Idea 4

Unos hot cakes siempre le sabrán deliciosos, y puedes acompañarlos con crema de cacahuate. Además, ponle también un huevito cocido partido por la mitad y una manzana picada. ¡Verás que es una desayuno de diez!

Idea 5

Parte un pepino en rodajas gruesas, quítales el centro y rellénalos de pedacitos de jamón, queso manchego y zanahoria rallada, como si fuera sushi.

Va a quedar súper divertido y a tu hijo le va a encantar la idea.

Para completar, ponle fruta de temporada, como sandía.

Todos son alimentos que pueden comerse en frío, así que no es necesario que busquen dónde calentarlos.

¿Y de postre?

Si quieres enviarle un postre, recomendamos alegrías de amaranto, brownies de chocolate (de preferencia hechos por ti), yogur griego y galletas de centeno.

Te invitamos a pegar esta lista en el refri para que no te falten las ideas. Y, ahora sí, ¡listos para un regreso a clases con todo!