Blog
Jul 04

7 alimentos que parecen saludables, pero no lo son

COMPARTE EN:

Pizza, donas, pan, galletas, papitas… son ejemplos de comida chatarra que probablemente muchos consumimos con frecuencia, aún sabiendo que no son saludables ni nos aportan nada bueno. Pero hay muchos otros alimentos que parecen saludables y no lo son. Algunos podríamos consumirlos pensando en que estamos optando por algo que nos hará bien, cuando en realidad los deberíamos de evitar.

Aquí te damos siete ejemplos de esos alimentos chatarra que se disfrazaban de saludables, y algunas ideas para que puedas reemplazarlos por mejores opciones.

Los jugos artificiales

Sí, aunque creas que un jugo comercial es más natural que, digamos, un refresco, la realidad es que no es así. Los jugos tienen mucha azúcar, a veces incluso más que un refresco. Por eso te recomendamos que cuando tengas antojo de uno, lo cambies por agua de frutas naturales, o bien por un jugo natural (no comercial).

Los yogures

Parecen saludables, pero en realidad muchos de ellos tienen mucha azúcar, más de la que te imaginas. Los más recomendables son los yogures griegos porque contienen menos azúcar y menos sabores artificiales. Si vas a optar por uno, fíjate en su contenido de grasa, hay algunos que tienen bastante más que los demás.

Las aguas con “toques” de sabor “natural”

Parece que por ser agua y tener un toque de saborizante, que dice ser natural, es más saludable. La realidad es que también tienen mucha azúcar, lo que la convierte en una opción no tan buena. Por eso se recomienda que mejor elijas agua pura, agua de frutas naturales o incluso té sin azúcar.

Cereales de caja

Aunque parezca o digan que son un desayuno completo, la realidad es que contienen mucha azúcar, sobre todo si tienen sabores artificiales, por lo que se recomienda no consumirlos tan frecuentemente. Elige los más saludables como hojuelas de arroz sin azúcar, o los de alto contenido de fibra. Otras opciones para desayuno más saludables son un pan tostado integral con aguacate, o huevos al gusto, ¡son igual o hasta más deliciosos! Y mucho más nutritivos.

Barras de granola o cereal

Aunque podrían parecer más saludables que unas galletas o pan dulce, estas barras contienen mucha azúcar y grasas. Es mejor consumir cereal de caja en seco (de los más saludables que mencionamos arriba). Un buen reemplazo son las alegrías, el amaranto es súper saludable y contiene muchos nutrientes. Solo elige unas más pequeñas ya que si son muy grandes terminarás consumiendo también mucha azúcar.

El pan blanco de caja

Puede que te parezca extraño, pero sí, el pan blanco no es el más saludable porque es de harina refinada. Por eso recomendamos que si quieres hacerte un sándwich o un pan tostado, mejor optes por pan integral. Éste, además, contiene fibra, la cual te ayudará para una mejor digestión.

Aderezos

Los aderezos tienen también muchas calorías y mucha grasa, sobre todo si son procesados. Te recomendamos que en ese caso los hagas tú mismo. No tiene que ser complicado, mezclar aceite de oliva con un poquito de limón, mostaza y sal se vuelve un aderezo súper rico y mucho más sano. Aún así, no olvides utilizarlo en cantidades moderadas.

Con esto no queremos decirte que ya no comas nunca más estos alimentos. Claro que puedes consumirlos de vez en cuando, porque son antojos que vale la pena darse. La recomendación es no consumirlos a diario o tan seguido, para cuidar más tu salud.

En nuestra sección de recetas, muy pronto te estaremos dando ideas para que sigas dándole a tu familia todo el amor y cuidados que sólo tú sabes dar.