Blog
Mar 27

Vivimos una gran oportunidad para disfrutar a la familia

COMPARTE EN:

Estos días, sin duda, son una gran oportunidad para disfrutar a la familia, el tener que pasar más tiempo en casa es un buen momento para darnos un respiro y disfrutar el tiempo con nuestros seres queridos.

Por todo esto, investigamos algunas divertidas ideas para que compartas actividades con tu familia, ¿acaso existe una mejor manera de pasar el día?

Excursiones… si, dentro de la casa

Lo importante es crear aventuras junto a tus hijos, promover un juego simbólico y fomentar la imaginación, las excursiones no tienen por qué ser caras ni fuera de casa. Con la gran imaginación que tienen los niños, una excursión puede ser incluso al patio de la casa, jardín o la cochera, cualquier espacio puede resultar útil.

Lo primero que hay que hacer es prepararse para esta gran excursión, vistelos como si realmente fueran a salir a un inmenso bosque o lago, necesitamos tenis, gorra, ropa cómoda y una mochila donde llevar sus pertenencias, ayúdalos a prepararla, hay que meter agua, snacks, un suéter o sudadera, lámpara si es que tienes, algún juguete que les gustaría llevar y todo lo que se les ocurra para entretenerse, ¿estamos listos? 

Ahora partiremos de la habitación donde preparamos las cosas al lugar de la excursión, prepara previamente el espacio, puede ser con una casita de campaña, con unas sábanas, tendiendo una alfombra o lo que tengas a la mano, lo más importante es la experiencia, si gustas también puedes llevar las cosas y que tus pequeños te ayuden a montar el espacio. 

Llegando al lugar solo queda dejar volar su imaginación, y ¡a jugar! 

 

 

Recordando momentos inolvidables

Tal vez te parece algo muy simple, pero volver a ver álbumes de fotos es una actividad súper divertida y fortalece la relación de toda la familia, a los peques les encanta ver fotografías y si es con papá y mamá, ¡mejor! 

Puedes aprovechar para contarles historias sobre sus abuelos o sobre ti cuando eras pequeño, seguro lo disfrutarán al máximo.

 

 

Siluetas en familia

No importa la edad que tengan tus hijos esta es una actividad que se puede adaptar para toda la familia. Solo necesitas papel y un par de crayones, la idea es recostarse sobre el papel en la postura que cada quien prefiera, con mucho cuidado marcar la silueta para luego recortarla,  segundo paso es dibujarle la cara y la ropa, podemos utilizar diferentes materiales, como pinturas, colores, diamantina o lo que se les ocurra. 

Para ponerle más emoción a esta actividad escriban sus cualidades, cosas que más les gustan o disgustan de cada uno, y ya que tengan la silueta de toda la familia, pueden tomarse fotos con ellas. 

 

¡Fiesta de disfraces!

Tus hijos agradecerán verte jugar como un niño más y tú te la pasarás increíble a su lado. ¡Todo se vale! Solo abre el armario y descubre diferentes combinaciones, usen todo lo que tengan en casa e invéntense un disfraz. 

Pueden preparar un desfile y hasta una alfombra roja, aplaudan y voten por el disfraz más creativo. Luego, hagan una fiesta, ponga su música favorita y diviértanse inventando coreografías que pueden bailar todos juntos. ¡No te limites!, disfrázate, corre, salta, y juega con ellos.

 

Memoria de sonidos 

Deberás tener en casa al menos 6 botellas del mismo tamaño, aunque entre más botellas puedas conseguir mucho mejor, pueden ser pequeñas o grandes, tetrapacks o latas, lo que tengas a la mano, lo único que hay que hacer rellenar cada una de semillas, pastas, tierra, o lo que tengas en casa… ¡alto!, deberás rellenarlos en pares, es decir, dos botellas con el mismo relleno. Por último, tienes que forrarlas para que no se vea el interior, es importante que sea el mismo forro para todas y así no distraemos. 

Elijan un espacio y acomoda las botellas en él, ¡estamos listo para jugar memoria! Sin trampas, solamente pueden levantar de 2 en 2, quien junte más cantidad de pares, ¡gana! 

 

 

Estos momentos, sin duda fortalecerán la unión familiar, estas son algunas ideas para pasar el rato, pero puede ser algo tan simple como sentarse a comer todos juntos, o preparar una receta en familia, hasta bañar a las mascotas o el auto, no te limites, atrévete a intentar cosas nuevas y disfrútenlo. Recuerda que unidos en familia, superamos todo. 

¿QUÉ TE PARECIO ESTE ARTÍCULO? NOS GUSTARÍA CONOCER TU OPINIÓN