Blog
May 08

Organización a profundidad en 3 sencillos pasos

COMPARTE EN:

Si tienes en mente desde algún tiempo darle una “buena organizada” a cada área de tu hogar aquí te presentamos algunas ideas que te podrían ayudar, no te preocupes sino sabes por dónde empezar, no tienes que hacerlo todo en un solo día, puede ser poco a poco, solo tienes que proponértelo y ¡adelante! Para saber cómo iniciar, hay que hacer un plan identificando aquellas áreas o categorías que consideras debe dárseles prioridad y qué día organizarás cada una, así como el tiempo que destinarás a cada una de ellas, te sugerimos anotarlo en una libreta para no perder de vista las metas. 

Una vez que decidiste la categoría que vas a organizar, por ejemplo, ropa, libros, alimentos, juguetes o papelería algo muy importante antes de empezar es preparar todos los utensilios de limpieza que crees que vas a necesitar, así no perderás tiempo en buscarlos ni generarás distracciones al momento de hacerlo. Ahora sí, aquí algunos sencillos pasos para lograr una organización a profundidad

 

 

  • Todo fuera

El primer paso para realmente organizar cada una de tus categorías es vaciar todo lo que tengas en cajones, armarios, estantes o muebles, evitando dejar cualquier mínima cosa, y limpiarlos a profundidad, recuerda que seguro será un desorden en el momento pero te sentirás mucho mejor al terminar. 

  • Adiós a lo que no necesitas 

En ocasiones guardamos cosas que ya no utilizamos, no necesitamos o simplemente ya no funcionan, pero no te preocupes, esto es bastante común y la tarea es hacer espacio para guardar las cosas que realmente son importantes. 

¿Cómo lo hacemos? Es más sencillo de lo que crees solo tienes que mantener tu mente abierta y tratar de no engancharte con las cosas que aprecias. Primero, coloca todas las cosas en un solo lugar puede ser una mesa o en el piso, luego sepáralas por grupos, lo que vas a conservar, lo que vas a desechar y el último grupo de aquellas cosas que tienes un poco de duda sobre qué hacer con ellas. 

Enseguida de que separaste los tres grupos tira lo que decidiste desechar, no hay que darle tiempo a la mente de tener segundos pensamientos. Y por último decide del último grupo si deseas quedarte con algunas cosas o no, recuerda que si no lo has utilizado en mucho tiempo probablemente no lo necesites. Solo nos queda el grupo que decidimos conservar, recuerda que estamos organizando por categorías, ¿qué hacer con estos artículos? Te lo contamos enseguida. 

  • A ordenar 

Ahora que tienes limpios tus espacios y decidiste qué cosas se quedan en casa, es momento de poner orden y para esto necesitamos tener el espacio y encontrar los accesorios ideales de organización dependiendo de la categoría a ordenar. Primero separa los artículos por grupos, ¿cómo?, te compartimos algunos ejemplos: 

    • Medicinas: Etiquetarlas por malestar como respiratorio, estomacal, dolor, o artículos cortantes.  
    • Papelería: Separar en contenedores los crayones, plumas, documentos, etc. 
    • Juguetes: Dividirlos por frecuencia de uso, pertenencia de miembros de la familia, juguetes pequeños, grandes, acuáticos o peluches. 
    • Alacena: Ordenar por hábitos de consumo, latas, botellas, pastas, cereales o  semillas.
    • Clóset: Separa por tipos de artículos como zapatos, pantalones, blusas, suéteres, ropa interior y luego puedes hacer una segunda división por colores. 

 

Para una organización óptima y profunda te recomendamos que utilices artículos que te ayuden a hacerlo más fácil, como cajas, contenedores, organizadores, repisas, recipientes, zapateras, ganchos , según la categoría que estés organizando y recuerda que si son todos iguales se va a ver mucho más uniforme y armonioso. 

Ahora solo toca decidir, ¿por dónde empezamos?