Blog
Sep 25
Tips para cuidar las plantas de interior

Tips para cuidar las plantas de interior

COMPARTE EN:

La sabiduría popular no se equivoca cuando dice que el verde es vida. El amor por la naturaleza y su cuidado es un hábito que, incluso, podemos inculcar en los más pequeños del hogar, así que te daremos unos tips básicos para cuidar las plantas de interior.

1.- Mantén la cantidad de luz adecuada

Debemos recordar que las plantas de interiores son de climas tropicales y subtropicales, con excepción de algunas especies, gran cantidad de ellas requieren de mucha luz, lo que no quiere decir que deban exponerse al sol directamente. Lo recomendable es ubicarlas al lado de una ventana o en ambientes luminosos para alargar su vida. Te sugerimos que gires o muevas tus macetas para que, cada cierto tiempo, puedan recibir mejor la luz de forma indirecta.

Podemos utilizar repisas para colocarlas en alguna pared con buena iluminación o algún esquinero que esté cerca de alguna ventana. Si pensamos en macetas con mayor peso hay que cuidar que la repisa pueda soportarlo.

2.- Procura mantener la hidratación óptima

Hay algunas plantas que requieren humedad ambiental. Te sugerimos rociar las hojas con un poco de agua, para ello, puedes encontrar soluciones para rociarlas al menos cada tercer día. 

Existen otras plantas que necesitan el riego por capilaridad, para ello podemos ocupar pequeños platos o recipientes en donde colocaremos grava o piedritas y encima la maceta. Vaciamos un poco de agua en los recipientes y así la planta, a través de los orificios de la base de la maceta, absorberá el agua que necesite sin estar en contacto directo con el agua para que no se pudran las raíces.

Si eres de las personas que por las ocupaciones diarias olvidas con frecuencia regar tus plantas, puedes encontrar soluciones muy prácticas para que te sea más fácil mantenerlas hidratadas y que, además, le darán un toque decorativo.

3.- La temperatura también influye

Los cambios bruscos de temperatura o las corrientes de aire no son lo ideal para las plantas de interior. El aire acondicionado es un factor a tener en cuenta si tenemos plantas de interior ya que podría dañarlas, así que te sugerimos colocarlas lejos de la salida del aire.

Recuerda que con altas temperaturas debes aumentar ligeramente el riego de plantas que requieren humedad ambiental o riego tradicional, no así las que se favorecen del riego por capilaridad.

4.- La maceta no solo sirve como decorativo

Cuando recién adquirimos una planta, esta suele venir en una maceta pequeña que inevitablemente, con el paso del tiempo, le quedará chica. Es recomendable que las raíces no se encuentren apretadas ya que tienden a enrollarse, quedándose sin aire. Trata de cambiar la maceta por una de buen tamaño al momento de adquirir una nueva planta.

5.- La nutrición de la tierra es muy importante

Es primordial, sobre todo en la época de crecimiento y floración, que la planta tenga los nutrientes necesarios. De primavera a otoño puedes utilizar un abono hecho en casa. Las cáscaras de huevo son un excelente ingrediente. Puedes usarlo triturado o machacado. Colócalo en la base de las plantas. Incluso te ayudará como barrera contra algunos bichos que suelen llegar a las plantas. 

Si te encanta y tomas demasiado café, no tires los posos a la basura ya que son una excelente fuente de nitrógeno para el suelo. Ponlo directamente sobre la tierra.

Si no sabes por cual planta empezar te recomendamos tres que, además de embellecer tu hogar, son de fácil mantenimiento: Violeta Africana Bambú y Anturio Rojo.

¿QUÉ TE PARECIO ESTE ARTÍCULO? NOS GUSTARÍA CONOCER TU OPINIÓN